jueves, 15 de febrero de 2018

La Celeste busca repetir glorias pasadas

Uruguay intentará reverdecer sus laureles en Rusia.
“Todos los uruguayos nacemos gritando gol y por eso hay tanto ruido en las maternidades, hay un estrépito tremendo. Yo quise ser jugador de fútbol como todos los niños uruguayos”.  Eduardo Galeano

La clasificación

Con 9 victorias, 5 empates y 4 derrotas, Uruguay clasificó a la Copa del Mundo Rusia 2018 como segundo de las eliminatorias sudamericanas. Tuvo que esperar hasta la última fecha para sellar el pase con la victoria 4-2 sobre Bolivia. Estos fueron sus resultados:

Bolivia 0-2 Uruguay
Uruguay 3-0 Colombia
Ecuador 2-1 Uruguay
Uruguay 3-0 Chile
Brasil 2-2 Uruguay
Uruguay 1-0 Perú
Argentina 1-0 Uruguay
Uruguay 4-0 Paraguay
Uruguay 3-0 Venezuela
Colombia 2-2 Uruguay
Uruguay 2-1 Ecuador
Chile 3-1 Uruguay
Uruguay 1-4 Brasil
Perú 2-1 Uruguay
Uruguay 0-0 Argentina
Paraguay 1-2 Uruguay
Venezuela 0-0 Uruguay
Uruguay 4-2 Bolivia

Su historia

Uruguay ha participado en 12 ediciones de la Copa del Mundo y ha resultado campeón en dos ocasiones, como anfitrión en el primer Mundial en 1930 y luego en Brasil 1950, cuando fue el gran protagonista del Maracanazo. Después de varias ausencias y actuaciones muy distantes de aquellos inicios gloriosos, la Celeste volvió a colocarse entre las mejores cuatro selecciones recientemente, en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Su momento

Uruguay ocupa actualmente el puesto 21 del ranking de la FIFA. Luego de haber asistido a sus últimos Mundiales clasificando en la repesca, esta vez los uruguayos lograron su pase en la segunda posición de la eliminatoria, pero no exentos de algún drama. Todavía en la última fecha, la Celeste podía quedarse sin Mundial o verse forzada de nuevo a definir en el repechaje, dependiendo de la combinación de resultados.

La selección uruguaya cerró 2017 con dos partidos amistosos, el primero con empate a cero ante Polonia y el segundo con derrota 2-1 ante Austria. En marzo de 2018 jugarán una cuadrangular con China, Gales y Serbia.

​De la lista de 23 futbolistas que Uruguay llevará a la Copa del Mundo, solo cuatro parecen tener un sitio fijo: los delanteros Luis Súarez y Edinson Cavani, el defensa Diego Godín y el portero Fernando Muslera. El medio campo es un misterio. Los demás jugadores "no están designados todavía", dijo el veterano seleccionador Óscar Washington ​Tabárez, quien ha dirigido al equipo uruguayo en Italia 1990, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

​El técnico dice estar contento con la evolución y adaptación de estos jóvenes, y declaró que es bueno que salgan jugadores con determinadas características técnicas que antes no tenía el equipo, y que le permitirán atender "los dos aspectos fundamentales del fútbol, la estrategia de defensa y la de ataque".

Uruguay, eliminado en octavos de final en Brasil 2014, buscará mejorar esa imagen intentando igualar el resultado obtenido en Sudáfrica 2010. Superar ese cuarto lugar implicaría jugar la gran final y ponerse a tiro de repetir sus máximas conquistas como primer campeón mundial en 1930 y como verdugo a domicilio del equipo brasileño en 1950 ¿Lo logrará?

Sus rivales en Rusia

​"¿Qué ven de fácil? no entiendo", expresó​​ ​Tabárez​, luego de que la prensa de su país catalogara como "accesibles" los choques contra Egipto y Arabia Saudí, previos al enfrentamiento con el equipo anfitrión, en el calendario de partidos del Grupo A de Rusia 2018​.​ El ​técnico criticó esa valoración, ilustrando que el equipo egipcio cuenta con Mohamed Salah, jugador del Liverpool que con sus 13 goles es, al día de hoy, el máximo goleador de la Premier League.

La selección uruguaya disputará los siguientes juegos:

15 de junio de 2018 
Ekaterimburgo Arena, Ekaterimburgo
Egipto - Uruguay

20 de junio de 2018
Rostov Arena, Rostov
Uruguay - Arabia Saudí

25 de junio de 2018
Samara Arena, Samara
Uruguay - Rusia

¿Te animás a pronosticar cuál selección saldrá campeona en Rusia?
 ¡Jugá Matrioshka!

Domingo Valcampo

Autor y Editor

Como Galeano, no soy más que un mendigo de buen fútbol. Voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico una linda jugadita por amor de Dios. Y cuando el buen fútbol ocurre, agradezco el milagro sin que me importe un rábano cuál es el club o el país que me lo ofrece.